Receta e INGREDIENTES:
3 tazas de leche de almendras sin azúcar
2 cucharaditas de extracto de vainilla
3 cucharadas de jarabe de arce
½ cucharadita de canela
½ taza + 2 cucharadas de semillas de chía
3 tazas de fresas frescas

PREPARACIÓN:

  1. En un tazón, mezcle la leche de almendras sin azúcar, el extracto de vainilla, el jarabe de arce y la canela. Vierta la mezcla líquida sobre las semillas de chía y revuelva hasta que se incorporen las semillas. Asegúrate de revolverlo bien para que ninguna de las semillas de chía se pegue. Esto asegura que todos puedan absorber el líquido y crear una consistencia similar a la de un pudín.
  2. Deje reposar durante una hora o en el refrigerador durante la noche. La mezcla se espesará sustancialmente. ¡El tiempo de remojo es vital para el producto final!
  3. Por la mañana, enjuague y corte las fresas frescas. Agregue el pudín de chía y cubra con fresas frescas.