BAKERSFIELD, Calif. – La crisis de superpoblación de perros está haciendo que cientos de ellos sean sacrificados cada mes debido a que no hay espacio para recibirlos en refugios y centros de cuidados del condado de Kern.

Los especialistas del Centro de Cuidado de Animales de Bakersfield informaron que, por este motivo, han estado aplicando el procedimiento de eutanasia a más de 60 perros cada semana.

Joshua Proctor, especialista en Comportamiento Animal de dicho centro, indica que a pesar de los esfuerzos que realian para trasladar perros a otros lugares o conseguir que sean adoptados, entran más perros de los que salen y por eso la única opción es sacrificarlos.

Los gatos tampoco son una excepción. La perrera del condado informa que ha sacrificado 25 gatos en lo que va de mes, mientras que la perrera de la ciudad está limitando las entradas para evitar la eutanasia. La realidad es que ambos centros están superpoblados.

Son decisiones desgarradoras que pueden empeorarse debido a que, según los expertos, las adopciones disminuyen durante las vacaciones, y luego en enero las personas se da cuentan de que no pueden mantener el cuidado de sus cachorros de Navidad.