Al parecer, después de cada matanza masiva donde se usan armas potentes los políticos repiten que sus “pensamientos y oraciones” están con las víctimas. Pero nada cambia y la venta de armas potentes continúa sin interrupciones. El profesor Eméritu Gonzalo Santos nos dá su análisis de porqué ambos partidos políticos han fallado en tomar acción en prohibir la venta de armas.