BAKERSFIELD, Calif. – Un niño de tan solo 13 meses sufrió una sobredosis de fentanilo en Taft, y se le tuvo que administrar el medicamento Narcan para detener los efectos de la droga.

Afortunadamente el menor sobrevivió a la sobredosis, pero sus padres ahora enfrentan posibles cargos por poner en peligro a un niño, según documentos judiciales.

El incidente ocurrió la semana pasada en una casa de la avenida Sunridge, en Taft, a donde los agentes fueron llamados tras recibir un reporte de un menor que no respiraba.

Los oficiales dicen que al llegar le realizaron reanimación cardio pulmonar y luego el personal médico le administró Narcan. En el hospital, los médicos confirmaron que el menor tenía fentanilo en su sistema.