Las amenazas hacia las iglesias parecen estar en aumento en el condado. Hace apenas tres semanas, un individuo vandalizó una iglesia en Delano. Y ahora el más reciente incidente ocurrió en la iglesia de Nazareth en Shafter, causando indignación en la comunidad.