Viviendo en zonas sísmicas significa que un terremoto puede ocurrir en cualquier momento. Toda familia debería de tener un plan para mantenerse seguro durante un temblor.