Tal parece que rompimos el hechizo de temperaturas por debajo del promedio, y el calor está aquí para quedarse por un tiempo.

No veremos un enfriamiento significativo durante al menos los próximos 8 días. Un área de alta presión continúa sobre las cuatro esquinas, manteniendo las temperaturas por encima de los 100 grados.

Sin embargo, se espera que se debilite para mañana, lo que permitirá temperaturas ligeramente más frías debido a una vaguada que afecta al noroeste del Pacífico.

Para el viernes se espera que las temperaturas se recuperen, y el sábado podría ser el día más caluroso de la semana con una máxima cercana a los 105 grados.

La calidad del aire seguirá siendo insalubre para los grupos sensibles mañana.